INDICIOS DE FALTA DE CITAS EN EL PROYECTO DE TESINA #30-04 COLOCADO EN EL PORTAL DE LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA ANTES SER REVISADO POR SUS TUTORES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

INDICIOS DE FALTA DE CITAS EN EL PROYECTO DE TESINA #30-04 COLOCADO EN EL PORTAL DE LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA ANTES SER REVISADO POR SUS TUTORES

Mensaje  studiorum el Sáb Ene 11, 2014 12:43 pm

PROYECTO #30-04-

Proyectos de Tesina (2003 - 2004)

En esta página se publican los proyectos para la realización de tesinas del Master en Comercio y Finanzas Internacionales. Los proyectos son enviados por los alumnos al finalizar el Módulo II del Master al e-mail tesina@condor.ub.es. En cada caso se indica titulo del proyecto y autor. Cliqueando en el titulo se accede al texto del proyecto enviado por el alumno. Junto a cada proyecto, cliqueando en Informes, se puede acceder a las opiniones emitidas por los tutores respecto al proyecto presentado, con indicación de la fecha y avances en el proyecto (en el caso de que se produzcan).

PLAN DE TESINA






Título de la Investigación:

INDICADORES DE RIESGO Y CRISIS DEL SISTEMA FINANCIERO EN LA REPUBLICA DOMINICANA








ELABORADO POR:

Juan Temístocles Montás Domínguez




UNIVERSIDAD DE BARCELONA
Master en Comercio Exterior y Finanzas Internacionales








INDICE DEL PLAN  DE LA TESINA


1. Título de la Investigación

2. Introducción
2.1. Objetivos de la Investigación
2.2. Pertinencia y motivación del trabajo

3. Hipótesis de la Investigación

4. Metodología de  la Investigación
4.1. Elección del tema
4.2. Ámbito Geográfico y temporal
4.3. Fuentes de datos
4.4. Autores que han trabajado sobre el tema
4.5. Marco conceptual

5. Índice del contenido de la Investigación

6. Bibliografía

7. Cronograma
















1. Titulo de la Investigación

“INDICADORES DE RIESGO Y CRISIS DEL SISTEMA FINANCIERO EN LA REPUBLICA DOMINICANA”

2. Introducción

A partir del mes de septiembre del 2002, el Banco Intercontinental, BANINTER, el segundo banco comercial en importancia del país, comenzó a enfrentar serios problemas de retiro de depósitos. Esta situación obligó al Banco Central, partiendo de las informaciones suministradas por ese banco en sus estados financieros auditados, a otorgar facilidades de liquidez a través de redescuentos, a fin de que dicha institución pudiese hacer frente a lo que en ese momento, se percibía como un problema de iliquidez transitoria, provocada por el retiro de depósitos. Pero la situación financiera de dicho Banco continuó deteriorándose, razón por la cual la Junta Monetaria decidió el 24 de marzo del 2003 dar su no objeción a conversaciones y negociaciones para una eventual fusión por absorción del BANINTER con otro banco comercial, mas pequeño por el tamaño de sus activo, el Banco del Progreso, el sexto banco del país . Sin embargo, al conocerse días después, los detalles y las implicaciones monetarias, financieras y fiscales que tendría el acuerdo de fusión firmado entre ambos bancos privados, la Junta Monetaria decidió, el 7 de abril, desestimar el acuerdo PROGRESO-BANINTER y autorizar al Banco Central a asumir el control de las operaciones del BANINTER, para lo que se nombró una Comisión de Administración para depurar los activos y pasivos de la entidad, y asumir el control administrativo del banco. Era el reconocimiento oficial de que el  banco estaba quebrado.

El martes 13 de mayo del 2003, en un discurso dirigido al país, el gobernador del Banco Central, señor José Lois Malkún, dio a conocer una serie de graves irregularidades que condujeron a la quiebra al BANINTER.  Esas irregularidades, catalogadas por Malkún como un fraude sin precedentes y de grandes  proporciones, fueron cuantificadas primeramente por los técnicos del Banco Central en RD$55 mil millones de pesos, equivalentes en aquel momento a US$2,200 millones. Las primeras estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) indicaban que las sumas involucradas en el fraude podían equivaler a un 12 ó un 15% del Producto Interno Bruto y entre un 60 y un 80% del presupuesto del Gobierno Central del año 2003. Como consecuencia inmediata, el Banco Central acusó ante las autoridades judiciales del país a los tres mas altos ejecutivos de BANINTER de varios cargos criminales, por lo que fueron apresados y su expediente enviado ante un tribunal de instrucción penal.

El 31 de julio, en un comunicado dirigido al país, el Banco Central reconocía que el sistema bancario había sido afectado por una serie de acontecimientos adversos y que se estaban tomando las medidas para resolver el problema de BANINTER y responder a la incertidumbre de sus depositantes y acreedores legítimos. Se señalaba que BANINTER se encontraba en proceso de disolución para entrar en una fase de liquidación la semana siguiente y que los depósitos legítimos que todavía permanecían en dicho banco serían transferidos al Scotiabank, entidad que también adquiriría parte de los activos de BANINTER.

Asimismo, las autoridades monetarias daban cuenta de que habían identificado deficiencias financieras en el Banco Nacional del Crédito, BANCREDITO, y en el Banco Mercantil, de naturaleza diferente al caso BANINTER, relacionadas con aspectos administrativos y contables, así como excesos en cartera a préstamos con empresas vinculadas.

El BANCREDITO, considerado el quinto banco más importante del país, también había comenzado a enfrentar problemas de liquidez fruto de retiros masivos por montos tan importantes que el Banco Central tuvo que inyectarle fondos por más de RD$ 3,000 millones para hacerle frente a la situación. En ese contexto, las autoridades monetarias buscaron solucionar los problemas de BANCREDITO a través de su compra por un importante grupo económico industrial del país.

En el comunicado del 31 de julio, las autoridades monetarias anunciaron la adquisición de BANCREDITO por un fuerte grupo económico (Grupo León Jiménez)  y se señalaba que se estaba aplicando un plan de reestructuración que implicaba compromisos claros por parte de los nuevos propietarios para asegurar la solidez del banco. En el caso del Banco Mercantil, su planta ejecutiva había sido reestructurada y se estaba aplicando un plan que incluía un aumento en el capital aportado por los accionistas y el cambio del control mayoritario del banco, por Republic Bank de Trinidad y Tobago.

La gravedad de  la crisis bancaria dominicana puede apreciarse en la evolución de los adelantos y redescuentos otorgados por el Banco Central a los bancos para enfrentar sus problemas de liquidez  así como en los aportes del Banco Central  al Fondo de Liquidez para la banca comercial con problemas. En diciembre del 2001, los adelantos y redescuentos del  Banco Central a los bancos comerciales totalizaban RD$924.4 millones. En octubre del 2002 habían pasado a ser RD$1,977.4 millones, en diciembre del 2002 se treparon a RD$6,583 millones y en septiembre del 2003 llegaron RD$10,073.1 millones. Asimismo, los aportes del Banco Central al Fondo de Liquidez para la banca comercial con problemas pasaron de RD$30 millones en diciembre del 2002 a RD$77,102.2 millones en octubre del 2003.

Como puede apreciarse, el colapso del Banco Intercontinental, S.A. (BANINTER), así como las crisis  del Banco Nacional de Crédito, S.A. (BANCREDITO) y del Banco Mercantil, S.A. ha requerido una asistencia de liquidez masiva del Banco Central para rescatar los depositantes de BANINTER en el primer caso, y para viabilizar la capitalización y adquisición por nuevos propietarios en los casos de BANCREDITO y el Banco Mercantil. Posteriormente, el Banco Central ha tenido que aportar liquidez para rescatar a los depositantes de BANCREDITO y el Mercantil en sus operaciones Off-Shore que no fueron asumidas por sus nuevos propietarios. Los montos manejados hasta septiembre de este año representan alrededor del 18% del PIB.

La situación antes descrita se produjo no obstante la autoridad monetaria haber iniciado un proceso de reforma financiera desde diciembre de 1992. En ese mes, la Junta Monetaria, que es el directorio del Banco Central de la República Dominicana, estableció las Normas Prudenciales y las Normas Bancarias, las que establecieron requerimientos estrictos en materia de solvencia, es decir, una relación mas depurada entre el capital y las reservas de la institución y sus activos y operaciones contingentes; limitan el monto de activos fijos que pueden poseer los intermediarios financieros; imponen restricciones a los limites de préstamos que pueden ser otorgados a una misma persona física o moral y establecen limitaciones al otorgamiento de préstamos a partes vinculadas..

A manera de ilustración, se describe en que consisten cada uno de estos conceptos. En materia de solvencia, las entidades financieras deberán tener en todo momento una relación entre su capital y reserva, frente a la suma de sus activos y operaciones contingentes, nunca menor al 10%. En lo referente a los préstamos vinculados, en ningún caso las entidades financieras podían prestar a sus directores y accionistas montos superiores al capital y reserva de la institución. La concepción de prestamos a una misma persona física o jurídica no puede exceder el 15% del capital o reserva o un 30% cuando se contara con garantías reales. Respecto a los activos fijos, las entidades de intermediación financiera no podían sobrepasar el 100% de su capital y reserva.

Respecto a las Normas Bancarias sobre clasificación de activos sujetos a riesgos, la Junta Monetaria estableció en junio de 1993, la forma y los criterios para la evaluación de la calidad de los activos de las entidades financieras, es decir, la cartera de prestamos, las inversiones financieras, los activos fijos y los activos recibidos en dación de pago. De acuerdo a la categoría en que fueren clasificados dichos activos se debían establecer provisiones de riesgos sobre cada una de las mismas, las cuales inicialmente tenían 7 categorías y posteriormente, en el año 2001, fueron modificadas para ser reducidas a 5 categorías de clasificación de activos.

Basado en las informaciones publicadas por la Superintendencia de Bancos de la Republica Dominicana y por el Banco Central no existían razones financieras para prever el  colapso bancario. Los indicadores financieros y bancarios que se han utilizado usualmente hasta ahora parecen no constituir un instrumento suficiente para evaluar la solidez de las entidades financieras.

Igualmente debe señalarse que el establecimiento de las Normas Prudenciales y Normas Bancarias fueron objetos de sucesivas negociaciones con los representantes del sector financieros, logrando su flexibilización y plazos extremadamente largo para su implementación. Este hecho puede explicar el debilitamiento de los indicadores financieros de las entidades bancarias que posteriormente enfrentados graves problemas.

2.1. Objetivos de la Investigación

Principal

Demostrar que los indicadores de riesgo vigentes entre 1992 y diciembre del 2003 no constituyeron un instrumento suficiente para prever una crisis financiera en la Republica Dominicana.

2.2. Pertinencia y motivación del trabajo

La crisis financiera dominicana del 2003 ha tenido como efecto un marcado empobrecimiento de la sociedad dominicana y ha puesto en evidencia la debilidad institucional del país. Por esas razones, se hace pertinente su comprensión y la búsqueda de medidas que permitan enfrentar el problema y prevenir las ocurrencias de casos similares en el futuro.

3. Hipótesis de la Investigación

¿Los indicadores de riesgo vigentes entre 1992 y diciembre del 2003 se constituyeron en un instrumento insuficiente para prever la crisis del sistema financiero de la Republica Dominicana, evidenciada el 13 de mayo del 2003?

4. Metodología de la Investigación

La metodología de esta investigación se sustenta en los criterios establecidos en el libro “Como se hace una tesis” de Umberto Eco, así como en la obra “Como escribir trabajos de investigación” de Melissa Walker.

Usaremos, principalmente, el método deductivo como herramienta de análisis.

Las técnicas para recolectar los datos serán: la recopilación documental y la entrevista. Mediante la recopilación documental identificaremos y clasificaremos aquellas informaciones relevantes para sustentar la argumentación y los juicios que se externen en el trabajo. Revisaremos toda la documentación oficial producida por el Banco Central, Superintendencia de Bancos, Fondo Monetario Internacional, entre otros, y, además, aquellos estudios realizados por expertos que han escrito sobre el tema objeto de análisis. Aunque no es un estudio comparativo examinaremos las experiencias de aquellos países que padecieron fuertes crisis de sus respectivos sistemas bancarios.

Las entrevistas se efectuarán a ex funcionarios, funcionarios en ejercicio y a especialistas en la materia, en busca de informaciones y testimonios que contribuyan a completar una visión general de las causas y consecuencia de la crisis del 2003.

Con las informaciones obtenidas procederemos a la clasificación, análisis, interpretación y, posteriormente, la redacción de la tesina, separando lo esencial de lo fenoménico en la exposición.

A medida que desarrollemos el plan de trabajo, nos proponemos informar al profesor tutor de esta tesina de los avances y dificultades, a fin de obtener sus valiosos comentarios y observaciones que de seguro contribuirán a obtener los resultados esperados.

4.1. Elección del Tema

Se trata de una monografía porque nos dedicaremos a estudiar un sólo tema, la crisis financiera dominicana, restringido al año 2003. El tema escogido también se corresponde con una tesis teórica que se propone afrontar un problema abstracto que hasta ahora no ha sido objeto de otras reflexiones. Asimismo, el trabajo cumple todos los requisitos para que sea una tesis científica. La investigación versa sobre un objeto reconocible y definido de tal modo que también sea reconocible por los demás, en este caso. La investigación tiene que decir sobre la crisis bancaria cosas que todavía no han sido dichas o bien revisar con óptica diferente las cosas que ya han sido dichas. La investigación pretende ser útil a los demás y presentará elementos para la verificación y refutación de la hipótesis presentada, en este caso decisiones y estadísticas oficiales.

4.2. Ámbito Geográfico y Temporal

El tema seleccionado tiene una delimitación geográfica y temporal. Se trata de la crisis financiera ocurrida en la República Dominicana en el año 2003. La población objeto del estudio es el sistema financiero dominicano y la muestra abarca al sistema bancario del país.

4.3. Fuentes de Datos

Las fuentes de datos serán la bibliografía y las páginas Web incluidas en este plan; los datos oficiales y las estadísticas aportadas por el Banco Central, la Superintendencia de Bancos y otras instituciones públicas y privadas; y declaraciones y entrevistas de economistas y personalidades conocedoras de los problemas del sistema financiero  dominicano.

4.4. Autores que han trabajado sobre el tema

La crisis financiera ha sido tratada por múltiples autores, tal y como puede verse en la bibliografía incluida en este plan. Sin embargo, para la crisis financiera dominicana no existe hasta ahora obra alguna que haya enfocado el tema en profundidad. En tal sentido se cuenta con los informes del Banco Central y de la Superintendencia de Bancos, exposiciones tales como las de Lois Malkún (2003a y 2003b) y los trabajos de Veloz (2001a y 2001b).

4.5. Marco Conceptual

Las crisis financieras son fenómenos recurrentes en el mundo, pero el rango de experiencia en términos de la naturaleza de la crisis, las causas y los efectos, varían ampliamente de país a país y de tiempo en tiempo. En las ultimas dos décadas han ocurrido cerca de 150 crisis financieras en alrededor de 130 países. Dichas crisis se han producido tanto en países desarrollados como en países en vía de desarrollo. Los episodios más graves han sido observados en los países en vía de desarrollo.

La Secretaría de Hacienda informó que las crisis bancarias, como la experimentada por México, son fenómenos recurrentes en el mundo. En las últimas dos décadas han ocurrido cerca de 150 crisis bancarias en alrededor de 130 países. Estas han tenido lugar tanto en países desarrollados como en otros en vías de desarrollo.
FUENTE NO CITADA: http://www.jornada.unam.mx/1999/07/15/los.html
La experiencia internacional muestra que el  costo de las crisis financieras y la duración de las mismas varían de país a país. Caprio y Klingebiel (1996) estimaron las perdidas o costos de resolución de las crisis financieras para varios países, tanto desarrollados como subdesarrolladas. Para España (1977-85) fueron estimadas perdidas cercanas al 17% del PIB, para Finlandia (1991-93) 8% del PIB, para Suecia (1991) 6% y para Noruega (1987-93) 4%; la crisis del sistema de ahorro y préstamo de Estados Unidos (1984-91) costó cerca del 3% del PIB. En el caso de países en vía de desarrollo, los autores citados identificaron más de una docena de episodios en los cuales las pérdidas o los costos de resolución excedieron el 10% del PIB, incluyendo los casos de Venezuela (18%), Bulgaria (14%), México (12-15%) y Hungría (10%); en varios casos (Argentina, Chile y Cote d`Ivoire), las pérdidas fueron mayores o iguales al 25% del PIB.














Si bien el costo directo o implícito de un rescate financiero puede medirse a través de los recursos destinados a ese propósito como proporción del PIB, el impacto que representa una crisis bancaria para la dinámica de una economía es de mayor duración y, muchas veces, de mayor envergadura. De acuerdo a estudios internacionales, el impacto negativo en el crecimiento económico puede extenderse mucho más allá del periodo en el que tuvo lugar la crisis en caso de que las autoridades no actúen a tiempo. Joseph E. Stiglitz (1998), luego de señalar que las crisis financieras tienen severas consecuencias macroeconómicas, llamó la atención al hecho de que su efecto es de tal naturaleza que afecta el crecimiento durante los siguientes cinco años.


Si bien el costo directo o implícito de un rescate bancario puede medirse a través de los recursos destinados a ese propósito como proporción del PIB, el impacto que representa una crisis bancaria para la dinámica de una economía es de mayor duración y muchas veces, de mayor envergadura. De acuerdo a estudios internacionales, el impacto negativo en el crecimiento económico puede extenderse mucho más allá del periodo en el que tuvo lugar la crisis en caso de que las autoridades no actúen a tiempo

Este parrafo aparece sin ser citado en: Montiel y la supervisión bancaria, http://www.azteca21.com/index.php?Itemid=12&id=2060&option=com_content&task=view

Por último, manifestó que si bien el costo directo o implícito de un rescate bancario puede medirse a través de los recursos destinados a ese propósito como proporción del producto, el impacto que representa una crisis bancaria para la dinámica de una economía es de mayor duración y, muchas veces, de mayor envergadura.
FUENTE NO CITADA: http://www.jornada.unam.mx/1999/07/15/los.html



















5. Índice de Contenido de la Investigación

I. Introducción

II. Revisión de la literatura sobre indicadores de riesgo y crisis del sistema financiero
i. Delimitando la definición de sistema financiero
ii. Definiendo indicadores de riesgo
iii. Construyendo una definición de crisis del sistema financiero. Sus causas y consecuencias
a. Los factores coyunturales
b. Los factores estructurales

III. Características del sistema financiero de República Dominicana

i. El marco institucional del sistema financiero
a. Normas legales e instituciones reguladoras
1. El banco central
2. La superintendencia de bancos
3. La superintendencia de seguros
4. La superintendencia de valores
5. La superintendencia de pensiones
ii. Los intermediarios financieros
a. La Banca universal
b. La Banca especializada
c. Las compañías de seguros
d. Los fondos de pensiones
e. Otros agentes del sistema
1. La bolsa de valores
2. Otros intermediarios
iii. Los indicadores de riesgo del sistema financiero de República Dominicana
a. Normas contables e indicadores de solvencia
b. Normas prudenciales
1. Encaje legal
2. Razones financieras de la banca

IV. El papel de los indicadores de riesgo en la crisis financiera de República Dominicana
i. Origen de la crisis. Sus causas
a. El rol de los factores coyunturales
b. El rol de los factores estructurales
ii. La relación entre los indicadores de riesgo y la crisis financiera
a. El costo de la crisis. Sus consecuencias
b. Algunas propuestas de solución

V. A modo de conclusión. Algunas lecciones aprendidas


6. Bibliografía

Amieva Huerta, J., Urriza González, Bernardo.  Crisis Bancarias: causas, costos, duración, efectos y opciones de políticas. Santiago de Chile: CEPAL, enero 2000

Atallah, Alberto.  Retos de la Supervisión Financiera en la Republica Dominicana. Cámara Americana de Comercio de Republica Dominicana, 13 de Febrero del 2002

Banco Mundial. Finanzas para el Crecimiento Económico: Opiniones de Política en el mundo Intelectual.  Colombia: Banco Mundial y Alfaomega colombiana, 2001

Caprio, Gerald y Klingebiel, Danila. Episodes of Systemic and Boderline Financial Crisis. World Bank, Mimeo, January 2003

Caprio, Gerard. Banking on Crisis: Lessons from Recent Financial Crisis. World Bank, June, 1998

Clavijo, Sergio. Crisis Financiera, Regulación y Supervisión: Algunas Lecciones para Economías Emergentes. Fedesarrollo. Cartagena, Colombia, Marzo de 1998

Comisión Económica Para América Latina y el Caribe y Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra.  Desarrollo Económico y Social en la Republica Dominicana: Los últimos 20 años y perspectivas para el siglo XXI.  1era. Edición.  Republica Dominicana. UCMM. 2001

Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria. Principios Básicos para una Supervisión Bancaria Efectiva. Basilea, Septiembre de 1997

De Juan, Aristóbulo. From Good Bankers to Bad Bankers. EDI Working Papers, Banco Mundial

Del Villar, Rafael, Backal, Daniel y Treviño, Juan P.  Experiencia Internacional en la Resolución de Crisis Bancarias. Diciembre, 1997

Demerguc-Kunt, Asli y Detriagiache, Enrica.  The Determinants of Banking Crisis: Evidence from Developing and Developed Countries. IMF Working Papers, 1997

Duran V., R., Mayorga M., Mauricio y Murtero G., Renato. Propuesta de Indicadores Macroeconómicos y Financieros de Alerta Temprana para la Detección de Crisis Bancarias. Costa Rica: Banco Central de Costa Rica, Febrero 1999

Duran V., R., Mayorga M., Mauricio. Crisis Bancarias: Factores Causales y Lineamientos para su Adecuada Prevención y Administración. Costa Rica. Banco Central de Costa Rica, Septiembre 1998

Dziobek, Claudia y Pozarbasiogla, Geyla. Lessons from Systemic Bank Restructuring. Washington DC, International Monetary Fund, April 1998

Eco, Umberto. Como se hace una tesis. Barcelona, Espana: Editorial Gedisa, 2000

Eichengreen, Bary y Rose, Andrew. The Empirics of Currency and Banking Crisis. http://www.haas.berkeley.edu/~arose

Ffrench-Davis, Ricardo, comps. Crisis Financieras en Países Exitosos. Santiago de Chile. McGraw Hill/Interamericana de Chile LTDA, 2001

Fundación Economía y Desarrollo. El Programa: Programa Macroeconómico de Mediano Plazo para la Republica Dominicana: 1996-2000. Santo Domingo: Editora Corripio, C. por A., 1996

García-Herrero, Alicia. Banking Crisis in Latin America in the 1990’s: Lesson from Argentina, Paraguay and Venezuela.  IMF Working Papers, October 1997

Girón G., Alicia. “Crisis Financieras y Crisis Bancarias”. Universidad de Marie -La-Valle e ISMEA, 16 – 17 Marzo de 1998

Gobierno Dominicano. Programa de Estabilización Económica de la Republica Dominicana: Acuerdo Stand-By con el Fondo Monetario Internacional. Ver http://www.bcocentral.gov.do

Goldstein, Morris y Turner, Philip.  Banking Crisis in Emerging Economies: Origins and Policy Options. Basle: Bank for International Settlements. October 1996

Hardy, Daniel, Pazarbaseoglu, Ceyla.  Determinants and Leading Indicators of Banking Crisis: Further Evidence. IMF Staff Papers, 1999

Hausmann, Ricardo y Rojas-Suárez, Liliana, comps.  Las Crisis Bancarias en América Latina.  Santiago de Chile.  Fondo de Cultura Económica Chile S.A.

Honohan, Patrick. Banking System Failures in Developing and Transitions Countries: Diagnosis and Prediction.  Basle: Bank of International Settlements, January 1997

Informe de la Economía Dominicana. Enero-Diciembre 2000. Banco Central de la Republica Dominicana

Informe de la Economía Dominicana. Enero-Diciembre 2001. Banco Central de la Republica Dominicana

Informe de la Economía Dominicana. Enero-Diciembre 2002. Banco Central de la Republica Dominicana

Informe de la Economía Dominicana. Enero-Julio 2003. Banco Central de la Republica Dominicana

Ingves, Stefan. Banking Crisis from an International Perspective. SEDESA, Buenos Aires, April 8, 2003-11-03

International Monetary Fund. Dominican Republic: Statistical Appendix. September 2003

Kaminsky, Graciela y Reinhart, Carmen.  “Financial Crisis and Latina America: Then and Now.  American Economic Review: Papers and Proceedings, Vol. 88, May 1998, 444-48

Kaufman, George. Banking and Currency Crisis and Systemic Risk: Lessons from Recent Events. Financial Market, Institutions and Instruments, Vol. 9, No. 2, May 2000

Kawai, Masahiro, Newfaune, Richard y Schmuklen, Sergio.  Financial Crisis: Nine Lessons from East Asia. Washington, DC, World Bank, May 2003

Keefer, Philip. Politics and the Determinants of Banking Crisis: The Effects of Political Checks and Balances. Banking, Financial Integration and International Crisis, edited by Leonardo Hernández and Klaus Schmidt-Hebbel, Bank of Chile, Santiago de Chile, 2002

Lavacie, Ernesto y Sáez, Sebastián. La Supervisión Bancaria en América Latina en los Noventa. Santiago de Chile: CEPAL, Octubre del 2000

Liso, Losep y asocs. La Banca en Latinoamérica: Reformas Recientes y Prerrogativas. La Caixa. Colección Estudios Económicos, No. 30, 2002

Lizardo, Magdalena y Guzmán, Rolando. Crecimiento Económico, Acumulación  de Factores y Productividad en la Republica Dominicana (1950 – 2000). Banco Interamericano de Desarrollo, Santo Domingo, Agosto 2002

Lois Malkún, José E. Comportamiento Reciente de la Economía Dominicana y Perspectiva 2003. Santiago de los Caballeros: Asociación de Industriales de la Región Norte, 30 de abril 2003a

Lois Malkún, José E. La Economía Dominicana ante Nuevos Desafíos.  Cámara Americana de Comercio de la Republica Dominicana, 28 de abril del 2003b

López Valdez, José Manuel y Jiménez Holguín, Francisco.  La Regulación Bancaria en América Latina. Santo Domingo, Republica Dominicana: Editora Amigos del Hogar, 2002

Morón Pastor, E., Loo-Kung Agüero, Rudy. Sistema de Alerta Temprana de Fragilidad Financiera.  Perú: Departamento de Economía, Universidad del Pacifico, Abril 2003

Porto, Luis. Para Entender la Crisis Bancaria. Montevideo, Uruguay: Edición de la Banca Oriental, 2002

Ramírez Solano, Ernesto. Moneda y Mercado Financiero. México: Pearson Educación, 2001

Reisen, Helmut. Domestic Causes of Currency Crisis: Policy Lessons for Crisis Avoidance.  East Asia Crisis Workshop at the Institute of Development Studies, Brighton, 13-14 July 1998

Santana Rivera, Félix. Moneda, Banca y las Instituciones Financieras de la Republica Dominicana. 4ta edición. Santo Domingo. América S.A., 1998

Veloz, Alberto. Economías de Escala en la Intermediación Financiera: La Banca Dominicana en el Análisis de Corte Transversal. Ciencia y Sociedad, Vol. XXVI, No. 4, Octubre-Diciembre 2001a

Veloz, Alberto. Los Coeficientes de Elasticidad costo  y las Inexistentes Economías de Escala en la Banca Dominicana. Ciencia y Sociedad, Vol. XXVI, No. 4, Octubre-Diciembre 2001b

Vilariño Sanz, Ángel. Turbulencias Financieras y Riesgos de Mercado. Madrid: Pearson Educación, S. A., 2001

Von Hagen, Jurgen y Ho, Tai-Kuang.  Money Market Pressure and Determinants of Banking Crisis.  Center for European Integration Studies, University of Bonn, April 2003

Walker, Melissa. Como escribir trabajos de investigación. Barcelona, Espana: Editorial Gedesa, 2000


www.bancentral.gov.do
www.superbanco.gov.do
www.inof.org
www.worldbank.org
www.iadb.org
www.eclacl.cl
www.eclacl.cl/mexico/
www.bis.org
www.bancoldex.com.co
www.bancentral.cl
www.bce.fin.ec
www.bccr.fi.cr
www.bcrp.gob.pe
www.bcra.gov.ar
www.cemla.org



Cronograma de Actividades

Actividades 2003 2004
11 12 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Presentación del Anteproyecto

Aprobación del Anteproyecto

Recopilación de datos de la bibliografía y de las informaciones estadísticas

Análisis de datos de la bibliografía y las informaciones estadísticas

Recolección de datos a través de entrevistas

Análisis de todos los datos

Redacción, corrección y entrega de la tesina


















FUENTE: http://www.jornada.unam.mx/1999/07/15/los.html
No incluye recursos destinados a rescatar Serfin ________________________________________
En sólo cuatro años, el costo del saneamiento aumentó 1,663.3%
n Créditos por $92 mil 913 millones, sin garantìas suficientes
Antonio Castellanos n El costo del saneamiento financiero se incrementó en los últimos cuatro años en mil 663.3 por ciento, al pasar de mil 426.8 en 1996 a 25 mil 145 millones de pesos autorizados por el Congreso este año, sin contabilizar los 13 mil millones de pesos que se destinaron para el segundo rescate del Grupo Financiero Serfin, que otorgó parte de los créditos por 92 mil 913 millones de pesos, sin garantìa suficiente.
De acuerdo con indicadores de la Secretarìa de Hacienda, el costo financiero de la deuda pública, en el mismo periodo, creció 161.4 por ciento, al pasar de 71 mil 129 millones de pesos en 1996 a 185 mil 959 millones en este año. De los 25 mil 145 millones de pesos presupuestados para este año, 18 mil se asignaron al Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa).
Un informe presentado por el Fobaproa indica que entre noviembre de 1996 y julio de 1998 se invirtieron más de 58 mil millones de pesos para rescatar a ese grupo. Dicho rescate representa más de la mitad de las operaciones de saneamiento realizadas en ese periodo (104 mil millones de pesos), para convertirse en el más costoso para el paìs.
El secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Alfonso RamÃ-rez Cuéllar, precisó que de los 604 créditos que la banca comercial otorgó de manera ''preferencial'', sin respaldo, por un total de 92 mil 913 millones de pesos, Serfin canalizó 61 por 7 mil 184 millones de pesos. En estas operaciones hubo complacencia de las autoridades hacendarias, porque contravienen el artìculo 65 de la ley bancaria.
Según los datos proporcionados por el legislador del PRD, del número de créditos superiores a 20 millones de pesos que están en el Fobaproa y que fueron otorgados sin garantìas suficientes, 30 por ciento pertenecen a Bancomer; 21 por ciento a Banamex; 33 por ciento a Serfin; 9 por ciento a Bital y 7 por ciento a Banorte.
Las autoridades hacendarias indicaron que el costo financiero de la deuda pública presupuestaria alcanzará este año un monto de 185 mil 959 millones de pesos. De este total, 73.9 por ciento corresponde a los intereses, comisiones y gastos del débito del gobierno federal; 13.5 por ciento a los recursos que se destinarìan a programas de apoyo a deudores y de saneamiento del sistema financiero, y 12.6 por ciento al costo financiero de la deuda de las entidades paraestatales.  
Fenómeno mundial
Secretarìa de Hacienda informó que las crisis bancarias, como la experimentada por México, son fenómenos recurrentes en el mundo. En las últimas dos décadas han ocurrido cerca de 150 crisis bancarias en alrededor de 130 paìses. Estas han tenido lugar tanto en paìses desarrollados como en otros en vìas de desarrollo.
En una serie de puntualizaciones sobre el proceso de rescate bancario, el vocero de la dependencia, Marco Provencio, señala que la experiencia internacional indica que el costo de las crisis bancarias y su duración varìa. En algunos casos el costo total del rescate, el cual se cubre en un periodo de 20 a 30 años, ha significado un monto equivalente a más de la mitad del tamaño de la economìa de un paìs.
En el caso de México, el costo bruto incurrido por el rescate bancario, de 651.1 mil millones de pesos con cifras de fines de 1998, ha sido inferior al de la gran mayorìa de los paìses que han tenido crisis bancarias. Representa 14 por ciento del Producto Interno Bruto, al que se ''restará el producto de la venta de los activos que pasarán a formar parte del patrimonio del IPAB''. Esto disminuirá el costo fiscal que se cubrirá en los próximos 20 ó 30 años, indicó.
Provencio explicó que una acción oportuna por parte de las autoridades permite reducir tanto el costo como la duración de la crisis bancaria a través de compras de cartera, fusiones bancarias y procesos de capitalización, entre otros. Mientras mayor sea la duración de una crisis bancaria, mayores serán los efectos negativos sobre la economìa del paìs, explicó el funcionario.
Sólo en diez paìses, y México se encuentra entre ellos, hay una cobertura ilimitada para los depósitos, y gracias a la existencia de este sistema de protección, ningún mexicano vio mermados sus ahorros, aunque ello significó que el costo del rescate bancario fuera mayor, agregó.
Por último, manifestó que si bien el costo directo o implìcito de un rescate bancario puede medirse a través de los recursos destinados a ese propósito como proporción del producto, el impacto que representa una crisis bancaria para la dinámica de una economìa es de mayor duración y, muchas veces, de mayor envergadura. En el caso de México la pronta respuesta y la aplicación de medidas económicas responsables, permitieron que la tasa media de crecimiento anual de la economìa haya sido de 5.8 por ciento en el periodo 1996-1998.
  



I. Montiel y la supervisión bancaria
Martes, 18 de Octubre de 2005 16:05 Claudia Luna-Palencia
 
-Montiel y la supervisión bancaria
-En teoría estrecha vigilancia
-La memoria del rescate bancario
La  crisis de 1994-1995 combinada con operaciones dudosas, cuentas off shores, créditos relacionados y fraudes perpetrados en las instituciones de crédito fueron el comienzo de una cloaca que, por cierto, inició su destape previo a la crisis, con el escándalo de Carlos Cabal Peniche cuando el 5  de septiembre de 1994 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunció la intervención de Cremi-Unión propiedad del empresario tabasqueño.
A partir de entonces sucedió un efecto de contagio, y uno a uno, casi todos los bancos del sistema financiero mexicano que presumió de una privatización “exitosa” en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari pasaron a  planes de rescate, inyección de recursos (en bancos como Serfin se inyectaron recursos en más de seis ocasiones), intervenciones gerenciales, proceso de fusión; etc.
En la crisis del sistema financiero hubo muchos culpables empezando por una legislación laxa en el tema prudencial, por la ceguera de los supervisores de la CNBV y por la calidad moral de los neobanqueros introducidos en el sexenio salinista.
De manera sintomática, en el contexto internacional, en muchos otros países aconteció una crisis sistemática en los bancos con características similares. Los analistas internacionales lo explicaron como resultado de la liberalización del mercado, pero podríamos explorar otras hipótesis: una primera que deriva del derrumbe del régimen socialista donde la oligarquía sacó su dinero para protegerlo en otros países; la segunda, con la infiltración de la mafia y el narcopoder, que tras el derrumbe del socialismo, necesitaba blanquear su dinero llevándolo a diversos instrumentos y mercados.  No podemos dejar a la casualidad que varios países a finales de los ochenta y a lo largo de los noventa enfrentaron crisis tan peculiares.
A una década de distancia del quebranto bancario en México se llevaron a cabo diversas transformaciones en las leyes de supervisión financiera y bancaria; en los preceptos prudenciales; de reservas; seguro de depósitos; de morosidad; e índice de capitalización.
En la parte contable cambiaron los principios para adoptar el famoso USGaap; en las transacciones, las autoridades supervisoras se comprometieron a vigilar el origen de toda operación superior a los 10 mil dólares y en cuanto a la protección de los ahorros, se instituyó un seguro que en caso de quiebra de un banco, cubre aquellos ahorros por un máximo de 400 mil UDIS, por persona y por institución, un monto que hoy en día equivale a un millón 300 mil pesos. Lo anterior significa que si una persona posee cuentas en diferentes bancos, todas ellas estarán garantizadas hasta por el monto señalado; en caso de que una persona tenga más de una cuenta a su nombre en un mismo banco, se le garantizará únicamente hasta 400 mil UDIS.
¿Qué me preocupa? Que a diez años de distancia, con el escándalo de Arturo Montiel, ex gobernador del Estado de México y precandidato del PRI para obtener la candidatura para la Presidencia, nuevamente nos enteremos de varios depósitos realizados en efectivo por cantidades millonarias en un banco. Entonces, ¿qué esta supervisando la CNBV? O es que otra vez habrá contubernio.
A COLACIÓN
En las últimas dos décadas han ocurrido cerca de 150 crisis bancarias en alrededor de 130 países. Dichas crisis han tenido lugar tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.
La experiencia internacional indica que el costo de las crisis bancarias y la duración de las mismas varían de país a país. En algunos casos el costo total del rescate bancario, el cual normalmente se cubre en un periodo de 20 a 30 años, ha significado un monto equivalente a más de la mitad del tamaño de la economía de un país. Ciertamente, en otras naciones el costo incurrido ha sido menor, pero en la mayoría de los casos el costo equivale a una cifra que llega a representar dos dígitos del Producto Interno Bruto (PIB).
En México, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, el costo del rescate bancario fue del 14.4% como proporción del PIB. En otros países fue: Argentina 1980-82 (55.3%); Chile 1981-83 (41.2%); Uruguay 1981-84 (31.2%); Israel 1977-83 (30.0%); Indonesia 1997-98 (20-30%); Tailandia 1997-98 (20-30%); Corea del Sur 1997-98 (15-20%); Filipinas 1981-87 (19.8%); Venezuela 1994-95 (18%); España 1977-85 (16.8%); Malasia 1997-98 (10-16%);  Hungría 1991-95 (10%); Japón 1992-98 (8.8%); Finlandia 1991-92 (8%); Brasil 1994-95 (7.5%); Suecia 1991-93 (5%); Estados Unidos 1984-91 (3.2%)
En cuanto a la duración de las crisis bancarias, éstas se han extendido en algunos casos hasta por ocho años, siendo el periodo mínimo de dos años. La experiencia internacional demuestra que una acción oportuna por parte de las autoridades permite reducir el costo a través de compras de cartera, fusiones bancarias y procesos de capitalización, entre otros.

Si bien el costo directo o implícito de un rescate bancario puede medirse a través de los recursos destinados a ese propósito como proporción del PIB, el impacto que representa una crisis bancaria para la dinámica de una economía es de mayor duración y muchas veces, de mayor envergadura. De acuerdo a estudios internacionales, el impacto negativo en el crecimiento económico puede extenderse mucho más allá del periodo en el que tuvo lugar la crisis en caso de que las autoridades no actúen a tiempo
Otro de los factores que inciden directamente en el costo del rescate bancario es el sistema de protección a los depósitos bancarios. Aun cuando la norma internacional vigente se concentra en sistemas de protección de los depósitos con cobertura limitada, es decir, no cubre la totalidad de los depósitos ni tampoco cualquier tipo de depósito, en 10 países existe una cobertura ilimitada para los depósitos.  En México, pasamos de una cobertura ilimitada a una limitada.
SERPIENTES Y ESCALERAS
Banco Azteca, propiedad de Ricardo Salinas Pliego, sigue  experimentando una expansión impresionante a la que la debe ponerse especial énfasis para evitar problemas futuros.
Cada día hay más gente que está buscando los nuevos productos de Banco Azteca, desde la tarjeta de crédito, hasta abrir un guardadito en dólares por medio de inversión azteca en dólares a partir de 500 dólares y con la facilidad de efectuar retiros en pesos o en dólares. Las personas con remesas son las que están ahorrando en Azteca y  adquiriendo créditos express en Elektra sin tener la más mínima idea de los intereses.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

studiorum

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 13/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.